La industria del cemento: ni responsabilidad social, ni responsabilidad ambiental

\r\n

9 de mayo del 2013

\r\n \r\n\r\n \r\n

DSCN2734De todas las empresas extractivas en el país, una de las que recibe mas incentivos es la industria del cemento. Bajo la premisa que de mano de esta industria esta el desarrollo del país, las empresas dedicadas a la producción de cemento reciben no solo incentivos fiscales, sino en algunos casos específicos, reciben pago por la incineración de algunos residuos tanto peligrosos, biológico-infecciosos, industriales y solidos urbanos. Incluso violando leyes estatales y municipales, para favorecer el uso de combustibles derivados de residuos en el proceso de producción de cemento. Causando con esto severos impactos en la salud humana y ecosistemica de las poblaciones cercanas a las plantas cementeras.

\r\n

Sin embargo el impacto no comienza en la producción, sino este se presenta desde la extracción del recurso. Los procesos de extracción son procesos de minería a cielo abierto, por lo tanto son procesos altamente contaminantes, depredadores y con muy poca regulación, pues no están considerados como una actividad minera a cielo abierto. No obstante las comunidades cercanas a las plantas sufren los impactos en la pérdida de su biodiversidad, en la calidad del aire y en la salud de sus habitantes.

\r\n

Esta ampliamente documentando a nivel mundial los impactos socio-ambientales que ésta práctica conlleva en la salud de las personas cercanas a las plantas, así como en la biodiversidad y las formas de producción de estas comunidades, existen datos globales que al ser comparados con la situación en México, nos permiten tener una idea de la falta de regulación por parte de las autoridades federales con respecto a la industria del cemento. Se sabe que la incineración de residuos peligrosos en los hornos cementeros producen sustancias como el mercurio, cromo, productos de combustión incompleta como hidrocarburos aromáticos policíclicos, hexaclorobenceno y furanos. La incineración de residuos es una de las principales fuentes de emisión de dioxinas a nivel mundial. Los problemas de salud asociados a estas sustancias son muy serios: malformaciones congénitas, cáncer, problemas en el sistema nervioso central, hormonal e inmunológico, entre otros. Muchas de estas sustancias son tóxicas aún a dosis muy bajas, se acumulan en el cuerpo y pueden manifestar problemas de salud incluso décadas o generaciones después del momento de exposición.

\r\n

En nuestro país las regulaciones que existen tanto para el uso de los combustibles derivados de residuos, como para la producción, extracción de cemento, no están hechas para proteger a las comunidades, sino para darles un escenario favorable a las empresas cementeras, para maximizar las ganancias, aumentando los impactos. El mejor ejemplo de esto se encuentra en la NOM 050 que no obliga a las empresas a llevar una medición periódica de las dioxinas y furanos, sino lo deja a criterio de la empresa. De igual forma la ley de cementos no contempla los impactos de la extracción de la piedra caliza, principal material del que se compone el cemento. Como se dijo anteriormente su extracción no esta considerada como minería a cielo abierto.

\r\n

Es importante recalcar que aunque muchas de las empresas cementeras transnacionales en México se presentan como socialmente responsables y/o empresas verdes, específicamente el caso de CEMEX y Holcim, estas empresas al igual que las demás, no cumplen con los requisitos necesarios para ostentar dichas etiquetas. Incluso en algunos países han sido demandadas por sus practicas ambientalmente irresponsables. De acuerdo con información del Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (RETC) de la Semarnat, a nivel nacional los hornos cementeros emiten al ambiente altas concentraciones de dióxido de carbono uno de los principales causantes del calentamiento global , dioxinas, furanos, arsénico, cadmio, mercurio y compuestos de cromo y plomo, lo que convierte a la industria cementera en la más contaminante en el país .

\r\n

Para la Alianza Global para Alternativas a la Incineración, coalición internacional con presencia en 89 países y con mas de 900 miembros, nos parece que un país que se jacta de ser ejemplo de sustentabilidad, no este aplicando leyes mas fuertes para la industria cementera, sino al contrario, los premie con etiquetas de ser socialmente responsables o empresas verdes.

\r\n

No solo se debe de buscar cumplir con la regulación actual, sino llevar esta a los niveles que las comunidades afectadas lo necesitan, de lo contrario, no se esta regulando para cuidar de nosotros como pueblo. Existen numerosos casos donde la industria ya esta afectando directamente la salud de/la población y de los ecosistemas, así como de plantas en construcción que están impactando en la biodiversidad y las formas de vida de las comunidades.

\r\n

La incineración no es una solución al problema de los residuos, así como la construcción de mas plantas cementeras no son la solución a la crisis económica, son simple formas especulativas de continuar perpetuando un sistema de producción lineal y extractivo que nos tienen en la actual crisis ambiental.

\r\n

Con el fin de eliminar riesgos a la salud y enfrentar la crisis climática, la sociedad debe estar informada sobre los peligros de la incineración y conocer lar alternativas como Basura cero y producción limpia, estrategias que promueven la optimización de recursos, la eliminación de los tóxicos y la salud comunitaria.

\r\n

\r\n

Mas información:

\r\n

GAIA/ Alianza Global para Alternativas a la Incineración

\r\n

http://no-burn.org

\r\n

Campaña en México sobre Incineración de residuos en hornos cementeros

\r\n

Jorge Tadeo vargas

\r\n

jtadeo@lunasexta.org

\r\n

Telefono fijo: (722) 2 19 34 86

\r\n

Telefono celular: (045) 722 3815816

Leave a reply