El Sonora SI no es solo el acueducto

Una de las características del actual gobierno del Estado de Sonora, es la falta de estudios serios y la legalidad de sus proyectos y obras de gobierno. Pasan por alto el mínimo de lo que tienen que presentar, incluso falseando datos para tener una legitimidad; solo presentan maquetas, eslogan y/o presentaciones electrónicas que dicen poco y ocultan mucho.\r\n\r\nLa otra característica que ha sido fundamental en el proyecto hidráulico Sonora Si, es la división mediática y la división entre ya sea regiones o grupos con cierto nivel de poder económico o de convocatoria social.\r\n\r\nEl caso del Sonora Si es un ejemplo muy claro de que solo basta poner en duda una parte del proyecto y llevarla a la discusión estéril de su viabilidad, fomentando la división entre dos regiones (norte y sur del estado) para poder llevar a cabo todos los demás obras, incluidas la construcción de las siete presas, la desaladora, las plantas de tratamiento de aguas residuales y el crecimiento urbano en algunas ciudades, donde todas y cada una de estas partes tienen impacto que ha mediano y largo plazo serán desastrosos para el estado y su equilibrio ecológico\r\n\r\n \r\n\r\nNo se pueden obviar los impactos reales del acueducto y como este puede ser el detonante de impactos a largo plazo para la cuenca del Rio Yaqui, sin embargo la falta de un manejo adecuado y la ignorancia ante las nuevas problemáticas de la crisis hidrica globales y las alternativas que se están impulsando a nivel mundial, que no toman en cuenta los tomadores de decisiones, pretendiendo continuar con una política hidráulica tan vieja como obsoleta. El acueducto como todo el Sonora Si no están a la altura de lo que necesitamos para salir de esta crisis y si lleva al aumento de la misma. De nuevo la falta de visión para una gestión de cuencas y de aguas que sea integral con un enfoque ecosistemico es lo que nos mantiene en el punto de quiebre de la crisis hidrica.\r\n\r\nSin embargo, esta división mediática, la lucha de un grupo de poder político y económico como son los agroindustriales de la región del Valle del Yaqui con el gobierno del estado ha permitido que muchas otras obras del mega proyecto ya estén aprobados, en algunos de ellos ya estén en la etapa de construcción. El caso de la presa en la ciudad de Alamos que ya ha sido aprobada y que curiosamente tienen una cercanía con la minera de la región o las plantas tratadoras de aguas residuales, que aunque necesarias van de la mano con el programa financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Nacional del Agua, llamado PROMAGUA un intento de ir privatización a los Organismos Operadores de Agua Potable o la misma desaladora que según el proyecto el objetivo es garantizar el agua para las ciudades de Guaymas y Empalme, pero que esta proyectada a construirse en la zona detonante tursticamente hablando como es San Carlos, Nuevo Guaymas, también deja mucho que pensar.\r\n\r\nPero mas allá de las especulaciones personales, que si bien es cierto están basadas en un profundo conocimiento en el manejo del agua y la historia de la sobreexplotación de las cuencas, el mismo proyecto reconoce que el objetivo principal es garantizar el desarrollo económico del estado, sin importar nada el desarrollo humano, social y/o comunitario de los asentamientos urbanos involucrados en el proyecto, así como los ecosistemas afectados. El ejemplo mas claro de esta obviedad es la construcción de complejos urbanos asociados al acanalamiento de ciertos afluentes que impactaran a la cuenca del Rio Yaqui mucho mas que el propio acueducto.\r\n\r\nInexplicablemente el Sonora Si no contempla grandes obras para la cuenca del Rio Sonora o la subcuenca del Rio Asunción o la región del Valle agrícola de San Luis Rio Colorado, salvo la presa de Sinoquipe en la cuenca del Rio Sonora, donde también se proyecta una nueva explotación minera, pero mas allá de esto nada, en zonas donde la sobreexplotación de los acuíferos y de las mismas aguas superficiales son necesarias de carácter de urgencia planes de manejo integral de las cuencas incluida la restauración ecológica de los ecosistemas riparios. Un ejemplo mas de que este mega proyecto no busca alternativas a al crisis hidrica, sino seguir con el modelo actual de sobreexplotación de los recursos naturales.\r\n\r\nEste modelo de manejo de aguas para beneficio de ciertos grupos, no puede verse de manera independiente por cada uno de sus componentes, mucho menos pensar que algunas de sus partes nos necesarias, claro que necesitamos plantas tratadoras de aguas residuales y la tecnificación de riego en las regiones agrícolas, pero esta debe ser descentralizado y con la participación activa de las comunidades afectadas; pero cuando perdemos de vista todo el proyecto y los esfuerzos se centran en un solo componente, como es el caso del acueducto, corremos el riesgo de ignorar los demás impactos económicos, sociales y ecológicos de todo el proyecto sin poder recuperarnos de estos, aumentando con esto la ya de por si gran deuda social económica, histórica y ecológica que se tiene con las comunidades y los ecosistemas.\r\n\r\nEl acueducto no es todo el Sonora Si, este va mas allá y mientras nos vamos con la finta del juego político, las divisiones mediáticas, en las ilegalidades cometidas solo en el acueducto pasando por alto todas las demás ilegalidades (falta de Manifestaciones de Impacto Ambiental en las presas, concursos amañados en las plantas tratadoras, solo por mencionar dos de los muchos que ahí) sin ver los demás componentes del mega proyecto, estamos quedando en una posición muy vulnerable ante las proyecciones serias basadas en la mejor ciencia de la desertificación, la crisis hidrica y la crisis climática que el Sonora Si pretende o quiere ignorar.\r\n\r\nEs necesario que al momento de proyectar obras o planes gubernamentales, esto se haga desde un enfoque ecosistemico, reconociendo la importancia de las cuencas como un sistema natural de repartición de aguas, que necesita funcionar a su propio ritmo, con sus propios mecanismos mas allá de los intereses económicos o de ciertos grupos.\r\n\r\nNo se pueden solucionar problemas añejos usando las mismas formulas que los ocasionaron, esto es mantenerse en un circulo que poco a poco se va agotando.\r\n\r\nLas soluciones están ahí y estas no pueden ser de relumbrón, no de una administración, estas son de mediano y largo plazo, pero necesarias sin en verdad estamos interesados en encontrar un equilibrio justo entre las comunidades humanas, su derecho al buen vivir y los ecosistemas.\r\n\r\nAlternativas como el mejoramiento de las redes de distribución de agua potable, la restauración ecológica de las cuencas, políticas publicas que no permitan la privatización de los recursos estratégicos son acciones que pueden ponerse en practica de forma muy fácil y con mejores resultados que los mega proyectos como el Sonora Si. En esto tenemos que ir mas allá del acueducto y centrar la discusión mucho mas amplia en todos los impactos que tendrá en el estado esta mega obra, no solo esta en peligro la cuenca del Rio Yaqui, sino toda las cuencas del estado que ya están en un punto de quiebre y el Sonora Si solo lo aumentara.

Leave a reply