Del Bordo Poniente a CEMEX: el apoyo del MDL a la incineración de residuos en cementeras

studycaseIntroducción: La Ciudad de México genera la tasa más alta de residuos sólidos urbanos (RSU) del país de México: 15000 toneladas diarias,1 la mayor parte de las cuales han sido enterradas en el relleno del Bordo Poniente, el vertedero más grande de América Latina.\r\nTras la decisión de cerrar el vertedero en Diciembre de 2011, se pasan a enviar unas 12.000 toneladas a plantas cementeras situadas en los Estados vecinos, principalmente en Tepeaca (Estado de Puebla) y Huichapan (Estado de Hidalgo), para ser co-incineradas,2 con importantes consecuencias sociales y medioambientales. Por un lado quedan excluidos los recicladores que se ganaban la vida en el Bordo Poniente recogiendo, clasificando y revendiendo materiales reciclables para su subsistencia; por otro lado, las comunidades\r\ndonde están instaladas las plantas cementeras reciben los impactos directos de la contaminación ambiental química como\r\nconsecuencia de la incineración de RSU.\r\nEn el caso de Huichapan, el envío de residuos del Bordo Poniente a la planta cementera para su incineración des de\r\nprincipios de 2012 ha levantado la oposición de la comunidad local, que se ha organizado para denunciar los graves impactos en la salud pública y el entorno. Ante la presión ciudadana y en un movimiento histórico y sin precedentes en México, el Gobierno de Hidalgo ha reconocido en Septiembre de 2012 que la incineración de residuos de la Ciudad de México en Huichapan viola las leyes estatales de residuos y ha obligado a\r\nCEMEX a parar tal incineración.\r\nA pesar de esta declaración de ilegalidad estatal de esta actividad en la planta de CEMEX, el proyecto de CEMEX espera ser aprobado a finales de enero 2013 por el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), el brazo internacional para el comercio de emisiones de carbono del Protocolo de\r\nKyoto, que desafortunadamente apoya la incineración de residuos en cementeras como estrategia de mitigación del cambio climático. La aprobación final del proyecto todavía no está confirmada pero se realizará de forma automática si los miembros de la Junta Ejecutiva del MDL no deciden lo contrario. Este estudio de caso presenta la historia del cierre del Bordo Poniente y el destino de las 12000 toneladas de residuos que fueron enviadas a las plantas cementeras de Huichapan. Los argumentos y evidencias aportadas muestran que el MDL no debe legitimar tal actividad y que su mandato para con la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible se verá gravemente comprometida si se decide avanzar por ese camino.\r\nPara Leer el caso completo dar click aquí: Del Bordo Poniente a CEMEX: el apoyo del MDL a la incineración de residuos en cementeras

Leave a reply